" LOS CINCO MINISTERIOS DADOS A LA IGLESIA"

23.01.2014 12:16

                                                                               

    "  LOS CINCO MINISTERIOS DE LA IGLESIA." EFESIOS 3:9-11.

Los Propósitos de Dios son eternos, y la Iglesia tiene una participación ineludible.

- EL MISTERIO. Los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo. (se introduce la Iglesia).

- ¿CUÁL ES EL MEDIO DE UNIÓN? “Por medio del evangelio”. (v.6)  “.el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo” (v.8).

- ¿QUIÉN ES EL AGENTE? La Iglesia “dada a conocer por medio de la Iglesia” (v.9-11).

EFESIOS 4:10-16. Dios tiene un plan, una estructura y una estrategia para que el cuerpo de Cristo, la Iglesia, funcione, se edifique, crezca con sentido de destino y cumpla el plan en la tierra a través de: Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros. EFESIOS 2:20. El fundamento que colocaron apóstoles y profetas.

Queremos examinar los ministerios del liderato que Dios ha ordenado, en el Cuerpo de Cristo, para que se cumplan Sus propósitos; esperando que podamos ver nuestra necesidad de no solamente someternos al Espíritu Santo, sino también a la cadena de autoridad que Dios ha establecido en la Iglesia. Al hacerlo estamos en realidad sometiéndonos al Espíritu Santo.

Cuando Jesús ascendió al Padre, no estaba abandonando a la Iglesia, sino que estaba proveyendo para ella. Era conveniente para Jesús partir, ya que mientras anduvo en la tierra estuvo limitado a un lugar particular, y Su verdadero propósito era alcanzar a todo el mundo; así que ascendió ala mano derecha del Padre, tomó su posición como cabeza de la Iglesia y ahora es posible para Él, por el Espíritu, estar presente donde están dos o tres congregados (MT. 18:20). En el día del Pentecostés, el Señor ascendido cumplió Su ministerio como el que bautiza con el Espíritu Santo (Mt. 3:11), y fundamento la Iglesia.

 En adición al Espíritu, Cristo dio una cosa más a la Iglesia. Dios siempre usa vasijas humanas para cumplir Sus propósitos. Cristo dio al Espíritu para guiar a los hombres en verdad, pero el Espíritu usa los instrumentos que Cristo también dio.

Cuando Jesús ascendió a lo alto, dio a la Iglesia un ministerio que consiste de 5 partes: apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros. EF. 4:8-11 “Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres. Y eso de que subió, ¿Qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. Y Él mismo constituyó a unos apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros”. 3. Estos ministerios fueron dados por Dios y todos son necesarios para que se cumplan los propósitos divinos en la tierra.

Uno de los cinco, no es suficiente. Necesitamos todo lo que Dios ha provisto. El deseo de Cristo es tener una Iglesia gloriosa, sin mancha o arruga (EF. 5:27), y Él ha provisto los cinco ministerios para efectuar este último plan en Su pueblo: “Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe” (EF. 4:13). Debemos saber que estos ministerios son importantes para la función de la Iglesia de Jesucristo, hasta que sea cumplido este propósito, de modo que todos lleguemos a un varón perfecto. No son dados solamente para una Edad Apostólica particular, sino que son dados a la Iglesia, hasta el tiempo que alcance “La medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (EF. 4:13). EF. 4:12-16 “A fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del Cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.”  

 ¿CUÁL ES EL TRABAJO O FUNCIÓN DE CADA UNO DE LOS CINCO MINISTERIOS?

Nuestro propósito, es presentar a cada uno de los ministerios con una definición sencilla de cada uno.

1. El Ministerio del Apóstol;  Tiene que ver con fundamento, implantación, solidificación, edificación, enseñanza, corrección, cobertura, paternidad, gobierno, autoridad y unción espiritual. La palabra “Apóstol” literalmente significa “uno que es enviado”. A través del Nuevo Testamento se da referencia muchas veces a este ministerio.

Hay 81 referencias a apóstoles en la biblia; tendrán un lugar especial en el reino, por haber sido íntimamente relacionados con el Señor, y haber estado presentes en la fundación de la Santa Cena del nuevo pacto y haber sido testigos del ministerio, muerte y resurrección de Cristo (A estos se les llama Apóstoles del Cordero. Lc. 22:14).Pero había también otros apóstoles que ministraban en los tiempos del N. T. Habían hombres como Andrónico (ROM. 16:7), Bernabé, Pablo (Hechs. 14:14), Tito (2ªCOR. 8:23), Timoteo (1ª TES. 1:1) y otros.

La tarea de los apóstoles es poner el fundamento de iglesias locales (Efes. 2:20). También está en establecer nuevas asambleas o congregaciones (1ª Cor 9:1-2) y trabajar con congregaciones que, aunque ya están funcionando necesitan ser establecidas en la palabra, tienen la necesidad de un fundamento doctrinal o práctico. (a estos son apóstoles del Espíritu Santo)

  a) Analizando Posición y función. 1ª Cor. 12:28 “ Primero apóstoles”. en tiempo, lugar, orden e importancia. Cuando una iglesia infringe este principio, está violando el principio de todas las cosas primeras. Muchas iglesias locales sufren porque no han reconocido este principio de Dios.

Una iglesia fuera de orden no experimentará la plenitud de la unción, porque fluye a través del orden. La iglesia primitiva empezó con apóstoles.

b) Apóstol: “Apóstolos”. Delegado, enviado, embajador, comisionado, un comisionado oficial de Cristo con señales y milagros.

El significado básico de la raíz de “Apóstol” es “uno enviado como representante de otro, con el poder y autoridad del representante procediendo del que lo envía”. Un apóstol es como un embajador que representa a un país. (Bill Hamon “Apóstoles, Profetas y los movimientos divinos venideros). El Dr. David Cannistraci en su libro Los Apóstoles Y El Emergente Movimiento Apostólico” define “Apóstol” como “uno llamado y enviado por Cristo para tener la autoridad espiritual, carácter, dones y capacidades a fin de alcanzar con éxito y establecer a las personas en la verdad y orden del Reino, especialmente mediante la fundación y supervisión de Iglesias Locales”.

 El Apóstol  Tiene Autoridad para Juzgar, sentenciar y decretar (1ª Cor 5:1-5).  

El  Apóstol planta Iglesias (Hechs 14:19-23; 1ª Cor 3:6).  Confirma y establece (Hech 15:41; 16:5; 18:23; Tito 1:5). 

 Pone Orden (1ª CORINTIOS 11:34; 14:40; Cols 2:5).

 Brinda Paternidad (1ª Cor 4:15; 1ª Tesal 2:11).

 Provee Cobertura Apóstolica  (Pablo a Timoteo y Tito (1ª Tim 1:3-4; 2ª Tim 4:11; 3:14-15; Tito 1:5; 2:15; 3:8-10).

Imparte -Confirma Dones espirituales  (Rom 1:11).

 Está Provisto de una Gracias Apóstolica  (Rom 1:5; 12:3; 1ª Cot 3:10; Galt 2:9.

 

El Ministerio Del Profeta;  traerá los propósitos de Dios, a una persona o iglesia. La palabra profética es creativa. La profecía no sólo nos informa de lo que Dios está haciendo, sino que impulsa el movimiento espiritual en la iglesia. La profecía hace algo más que confirmar: Libera.

La palabra profética llama al arrepentimiento, a la confesión, a arreglar las cuentas con Dios, a que el pueblo viva en santidad. La palabra profética activa y libera el plan y los

El profeta no es una nueva figura en el Nuevo Testamento. Tal como los profetas de tiempos antiguos, éstos tienen un doble ministerio, predecir y hablar por Dios. Esto quiere decir que predicen el futuro como Dios lo revela por Su Espíritu y hablan o dan con libertad una palabra de Dios. El ministerio del profeta viene muy a menudo juntamente con el ministerio del apóstol, y los dos trabajan juntos en un ministerio de poner fundamentos (Efes. 2:20). Agabo es el profeta más notable en el libro de los Hechos; él predijo un hambre y el encarcelamiento de Pablo (Hech. 11:27-28; 21:10-14). Los profetas son parte del liderato dedicado al cuerpo de Cristo y a la vida de la congregación (1ª Cor. 14:29-37); son responsables del envío de ministerios a otras áreas, bajo la autoridad de la congregación local (Hech 13:3). Y de la exhortación, edificación y consolación de todo el cuerpo (1ª Cor. 14:3).

El ministerio del profeta es marcado por lo siguiente: a. Debe tener el don de profecía (1ªCor. 12:10).

b. Tiene que ser escogido por Dios (1ªCor. 12:28-29).

c. Tiene que mostrar una vida de santidad y humildad.

d. Tiene que estar dispuesto a que juzguen sus profecías (1rªCor 14:29).

El Ministerio del Evangelista;. La palabra “Evangelista,” sencillamente significa “Uno que proclama Buenas Nuevas.”Solamente tres veces se usa esta palabra en el Nuevo Testamento. Se nos muestra la necesidad de un evangelista en la obra perfecta de la Iglesia (Efes. 4:11). Pablo instruye a Timoteo, quien en realidad era un apóstol (1ª Tes 1:1), a hacer la obra de un evangelista (2ª Tim. 4:5); pero si queremos conocer el trabajo de un evangelista, tenemos que mirar el ministerio de Felipe, el evangelista (Hech. 21:8).

El ministerio de Felipe está registrado en Hechos  8. Aquí tenemos, en resumen, un cuadro de la obra de un evangelista. Parece que Felipe está dedicado a preparar nuevo terreno con el evangelio -con el mensaje de salvación- acompañado por sanidad y señales. Su ministerio es doble, ya que está ocupado en evangelismo público (vrs.1-13); pero también en evangelismo personal (vrs. 26-40). En todos sus métodos, no obstante, fue muy obediente al Espíritu de Dios, y estuvo consciente de sus propias limitaciones. Podemos notar que no se sintió autosuficiente.

El resultado de su obra fue el establecimiento de una iglesia local.

 

El Ministerio Del Pastor; Por la palabra “Pastor,” entendemos “uno que cuida ovejas”.

Un verdadero pastor será:

a. Uno que alimenta a las ovejas (1ª Ped. 5:2).

b. Uno que guía y gobierna a las ovejas (1ª Ped. 5:2). c. Uno que ama las almas de las ovejas ( Heb. 13:17).

d. Uno que cuida las ovejas (Sn Jun 10:13).

e. Uno que está dispuesto a poner su vida por las ovejas ( Sn Jun 10:15-18). f. Uno que está dispuesto a defender el rebaño en tiempo de problemas

(Sn Jun 10:12).

 El Minisrterio del Maestro: Son también esenciales para perfeccionar a los santos. El don o ministerio del maestro es más que dar exposiciones y explicaciones de las Escrituras en la escuela dominical (todos los ancianos deben ser aptos para enseñar), pero también es un ministerio que debe seguir el patrón de Cristo, quien fue el gran maestro. Cuando Jesús enseñaba, “enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas” Mat. 7:28.

 

El ministerio del maestro es lo que construye el templo sobre el fundamento puesto por los apóstoles y profetas. Es el maestro quien debe dar a los santos raíces muy profundas. La promesa de Dios para estos días es que Él va a restaurar verdaderos maestros a la Iglesia (I sam. 30:20).